Me derribaron


Me derribaron y yo quedé ahí, tendido.
Usted apareció, como siempre, y supo que mi fuerza era poca, por lo que no intentó levantarme inútilmente. Al contrario, se tendió ahí, junto a mí, y esperó.
Y me arrastré, poco a poco. Y usted se arrastró junto a mí. Y cuando al fin tuve valor para levantarme otra vez, fue distinto, pues usted estaba a mi lado.
Y comprendí que me había ayudado a ponerme en pie, pero que también, desde ese entonces, yo caminaría apoyado en usted, por lo que ya no tendría que preocuparme por caer de nuevo.

Imagen: Chris-Håvard Berge en Flickr

También podrían gustarte:

Textos

1 comentario:

Los comentarios son aprobados antes de aparecer aquí, por lo que es probable que pasen unos minutos antes de que puedas ver el tuyo. Por favor, en el caso de las historias, no menciones qué sucede en sus finales, por respeto a las personas que no las han leído. ¡Gracias por participar!

FancyTheme

Descripción del autor